16 Candelas sin Conmemorar

Han pasado dieciséis años desde la última vez que el Banco Central de Costa Rica acuñara o emitiera una moneda o un billete conmemorativo. Fue para el año 2000 cuando se emitieron las monedas y los billetes conmemorando los 50 años de la fundación del mismo Banco Central de Costa Rica.  A partir de ese momento ha habido una absoluta sequía de material numismático que haga a los coleccionistas suspirar.

Al César lo que es del César y mérito tiene el Museo del Oro del Banco Central por venir compartiendo con los coleccionistas lo que durante muchos años estuvo abandonado en las bóvedas del Banco Central. Especímenes, billetes antiguos de otros bancos, monedas de oro y recientemente, las monedas 2014 de ₡100 Flor de Cuño que, por iniciativa de la institución, se le solicitara al Royal Mint una emisión de ellas teniendo a los coleccionistas en mente.

Sin embargo, países como Nicaragua o Panamá ( nuestros hermanos vecinos ) sí han celebrado el nacimiento de Ruben Darío o la construcción del Canal de Panamá.

No debería ser por razones de economía o ahorro, más bien debemos invertir en la marca país. En estos días vimos como un rotativo londinense eligió el billete de cinco mil colones costarricense de la serie anterior como uno de los más bellos del mundo; a eso lo debemos llamar turismo numismático. Proyectar y vender la imagen positiva de nuestro país desde el punto de vista numismático.

Esto nos lleva a plantearnos la siguiente interrogante: ¿ tiene el país razones para acuñar una moneda o emitir un billete conmemorativo ? La verdad sobran, entre ellas:

  • Elección de Costa Rica como el país más feliz del mundo
  • La hazaña de nuestra selección nacional de fútbol en el Copa Mundial de Fútbol Brasil 2014
  • En el año 2014 la Unesco eligió el conjunto de asentamientos cacicales precolombinos con esferas de piedra de Diquís como Patrimonio de la Humanidad. El 16 de julio de 2014 la Asamblea Legislativa de Costa Rica declaró las esferas de piedra como símbolo nacional del país. No quisiera imaginarme una esfera de piedra en una moneda de dos onzas de plata proof y reverse proof
  • La Isla Coco fue nominada en el año 2008 como candidata a convertirse en una de la Siete Maravillas Modernas por la organización www.new7wonders.com

Si bien es cierto el BCCR no pudo colocar en el mercado todas las monedas conmemorativas anteriormente acuñadas, la clave estaría en hacer tirajes pequeños como lo hiciera la Casa de la Moneda con la medalla de la Inaguración del Estadio Nacional en el 2011 o como lo hiciera la Universidad de Costa Rica con un tiraje de solamente un poco más de 500 medallas conmemorando los 75 años de su fundación.

Por mientras admiremos lo que ya tenemos y soñemos con lo que podría estar por venir.

16 Candelas sin Conmemorar